SEA LA LUZ

estudio2
UN NUEVO CORAZÓN
March 4, 2015

SEA LA LUZ

estudio_01

“En el principio creo Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz” (Génesis 1:1-3).

ALGO EN QUE PENSAR

Había una vez, hacia cientos de anos en una ciudad de Oriente, un hombre que caminaba por las oscuras calles llevando una lámpara de aceite encendida. La ciudad era muy oscura en las noches sin luna como aquella.

En determinado momento se encontró con un amigo. El amigo lo reconoció y le preguntó: -¿Bruno qué haces con una lámpara en la mano si tú no puedes ver?

El ciego le respondió: - Yo no llevo la lámpara para ver mi camino. Yo conozco las calles de memoria. Llevo la luz encendida para que otros encuentren su camino cuando me vean.

No sólo es importante la luz que me guía a mí, sino también la que yo uso para que otros puedan también servirse de ella. Podemos alumbrar nuestro propio camino y además ayudar con nuestra luz a que otros encuentren el suyo.

Comprender los principios de la Palabra de Dios nos llevan a una vida de éxito y conquista. La rhema que Dios nos dio para este año fue un NUEVO COMIENZO, y para comprender como podemos alcanzar un nuevo comienzo debemos dirigirnos al libro de Génesis.

 

  1. EN EL PRINCIPIO DIOS

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (v.1).

El libro de Génesis es el libro de los “comienzos”, allí podemos descubrir el corazón del Padre Celestial al crear la tierra y la humanidad. Es el libro que nos muestra la idea original de Dios para el hombre y el propósito por el cual él fue creado.

El primer versículo nos habla de un Dios Creador. La palabra utilizada aquí como Dios es “Elohim”, una palabra plural, lo cual denota que el Dios Trino: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, trabajaron unidos en perfecta armonía para crear los cielos y la tierra. El Padre diseñó, el Hijo (también conocido como el Verbo de Dios y la expresión del deseo del corazón del Padre) dio la orden que el Espíritu Santo se encargó de ejecutar. Cuando dice “creó”, la palabra indica “producto terminado”.

Ahora, ¿por qué si la Trinidad había culminado Su obra, Su deseo, el versículo 2 nos habla que la tierra era un caos total?

 

  1. DESORDENADA Y VACÍA

La tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas” (v.2).

Al leer esta Escritura podemos comprender que ahora la tierra estaba desordenada y vacía por causa de la rebelión de Lucifer.

Satanás antes era conocido como Luzbel, un ángel portador de luz; era de los más cercanos a Dios, era quien dirigía la alaban- za en el reino celestial y preparaba el ambiente y la atmósfera para adorar al Rey de Gloria. Pero un día se incomodó porque apenas entraba el Rey de reyes nadie ya volvía a fijarse en él y toda la atención se centraba en el Señor de señores, fue cuando empezó a desatar un rumor contra Dios, se sublevó contra Él y los ángeles que estaban bajo su liderazgo fueron contaminados.

El Señor se le anticipó a todo lo que Luzbel quería hacer y lo despojó de toda su autoridad, pero tuvo que destruir todo lo que él había tocado, y parte de ello era la tierra. “En Edén, en el huerto de Dios estuviste”. “Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra” (Ezequiel 28: 13a, 17a). Al llegar a la tierra, Satanás trajo caos y desorden. Cuando una persona permite la rebeldía o el pecado en su corazón las consecuencias son caos y desorden.

En este verso vemos tres aspectos importantes:

  1. La tierra estaba desordenada y vacía.
  2. Las tinieblas estaban sobre la faz del abismo.
  3. El Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

En medio de las tinieblas, en medio del caos y el desorden el Espíritu de Dios se movía, estaba empollando así como cuando la gallina empieza a empollar a sus polluelos; ¿qué tiempo tomó ese moverse del Espíritu Santo sobre las aguas?, no lo sabemos. La creación de Dios no fue algo improvisado, sino que fue el resultado de encubar, de visualizar, de percibir, de discernir y cuando Él sintió que todo lo anhelado se había concretado creo la LUZ.

 

  1. SEA LA LUZ

“Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz” (v.3).

Para que puedas tener un año distinto, para que puedas experimentar un Nuevo Comienzo, debes analizar qué áreas de tu vida aún están en tinieblas, en caos, en desorden. Donde hay tinieblas hay depresión, dolor, ansiedad, confusión y el Señor hoy quiere hablar LUZ a tu vida. “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12 énfasis autor).

El Apóstol Pablo declaró: “Alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos”; “ la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo” (Efesios 1:18, 20-23).

Vivir en la luz, te da autoridad, autoridad sobre toda fuerza del mal. No son los demonios los que deben dirigir nuestras vidas, sino que al habitar en la luz, el Espíritu de Dios dirige cada uno de nuestros pasos. Vivir en la luz es haber recibido perdón de pecados y saber que todo argumento fue cancelado.

Dios quiere traer LUZ a:

  • Tu vida: Remover toda tiniebla de tristeza angustia y soledad.
  • Tu hogar: Que toda oscuridad de división, de pelea de falta de respeto, de queja y gritos sea cambiada por armonía, unidad, y amor. Que haya respecto y acuerdo entre padres e hijos.
  • Tu ministerio: Que toda esterilidad y falta de fruto sea reemplazada por fruto abundante.

Los comentarios están cerrados.