“SERVIR”EL CORAZÓN DE UN LÍDER

g12media

“SERVIR”

EL CORAZÓN DE UN LÍDER

 

TEXTO BÍBLICO

“La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús”

Filipenses 2:5 NVI

 

ALGO EN QUE PENSAR

Todos fuimos diseñados por nuestro Creador para servir. Él formó a cada criatura con un área especial de habilidades y cada uno tiene un papel particular a jugar en todo lugar. El deseo de servir comienza en nuestra mente, es decir, se requiere de un cambio de pensamiento y de actitudes. Dios está más interesado en por qué hacemos las cosas que en lo que hacemos, pues las actitudes cuentan más que los hechos. Entonces vale la pena preguntarnos ¿Nos preocupamos más por ser servidos que por servir a otros? ¿Cuándo fue la última vez que nos olvidamos de nosotros mismos para beneficiar a alguien? A continuación conoceremos algunas de las actitudes que definen a una persona que entiende el poder del servicio.

 

DESARROLLO

1.Piensa más en otros que en sí mismo

“Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás”

Filipenses 2:4 NVI

Muchos tienen una impresión equivocada del servicio, piensan que es sinónimo de servidumbre o debilidad, pero alguien que le ha sido revelado el poder que hay en servir entiende que se trata de la naturaleza de un verdadero líder. Una persona con mentalidad de siervo tiene la habilidad de enfocarse en los demás y de agregar valor a sus vidas, es intencionalmente consciente de las necesidades que hay en su entorno o de quienes le rodean y se dispone a ser parte de la solución.

 

El servicio no puede ser autogratificante ni debe ser motivado con el ánimo de agradar a otros, de ser admirados o para lograr metas personales. Servir no debe ser nunca una herramienta de negociación con Dios “Haré esto si haces algo por mí”

2. Basa su identidad en Jesús

“Jesús sabía que el Padre le había dado autoridad sobre todas las cosas y que había venido de Dios y regresaría a Dios. Así que se levantó de la mesa, se quitó el manto, se ató una toalla a la cintura”

Juan 13:3-5 NTV

 

La esencia de un corazón de siervo es la seguridad. Una persona que ama servir recuerda que fue amado y aceptado por gracia para ser la extensión del carácter de Dios donde se encuentre, por lo tanto es movido a dejarse usar por Dios para Sus propósitos.

Uno de los ejemplos más conmovedores de servicio es Jesús, cuando lavó los pies de sus discípulos. Jesús sabía quién era Él, de manera que esta tarea no amenazaba Su propia imagen.

Solo las personas seguras de quién son en Cristo pueden servir, las inseguras siempre se preocupan de cómo pueden ser vistos por los demás, temen manifestar humildad, ocultan pretensión con actitudes altivas y necesitan de constante aprobación.

 

3.Piensa en el ministerio como una oportunidad y no como obligación

“Quien quiera servirme debe seguirme; y donde yo esté, allí también estará mi siervo. A quien me sirva, mi Padre lo honrará”

Juan 12:26 NVI


La persona que entiende el poder del servicio disfruta ayudando a la gente, trabaja para el reino de Dios a través del ministerio y lo hace con gozo ¿por qué? Porque ama al Señor y está agradecido por Su favor, sabe que servir es el mejor uso que puede dar a su vida y que Dios ha prometido recompensar. Sin importar la edad, condición social o cultural, Dios quiere usarnos si comenzamos a actuar y pensar como siervos ¡Las únicas personas llenas del gozo verdadero son aquellas que han aprendido a servir!

 

ORACIÓN Y MINISTRACIÓN

  • Tomen un tiempo como célula para examinar su corazón y evaluar aquello que han permitido y que ha traído distracción en el verdadero llamado de Dios. Visualicen la Cruz, es tiempo de despojarse de todo espíritu de comodidad, incredulidad y egoísmo.
  • Declaren el poder de la Sangre de Jesús. Decreten que por la Sangre de Jesús han sido redimidos, perdonados, limpiados, justificados y apartados para servirle!
  • Declaren que tienen el ADN de Jesús y que reciben la mentalidad de siervos, con espíritu de servicio, diligencia, compasión y amor.
  • Plantea a tu equipo la siguiente pregunta ¿Cuándo fue la última vez que hiciste pequeños actos de amabilidad por otros? Empieza con los que están más cerca de ti: esposo o esposa, hijos, padres. Encuentra formas de servir que muestren a otros tu preocupación e interés por ellos.
Contacto

Envíanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto contigo.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search