MI RECOMPENSA · AMOR POR BOGOTÁ

cosecha
LA PROVISIÓN DE DIOS PARA TU VIDA
September 28, 2015
perdon30
EL PERDÓN UNA OPORTUNIDAD PARA LA REDENCIÓN
October 5, 2015

MI RECOMPENSA · AMOR POR BOGOTÁ

diegodt
¿Por qué estos diagnósticos? ¿A qué se deben estas circunstancias tan difíciles? Eran algunas de las preguntas con las que mi esposa y yo batallamos cuando, luego de un examen de rutina de mis hijos, recibimos el diagnóstico médico sobre mi hijo menor Emanuel, acerca de que su sentido de la vista estaba siendo muy afectado, hasta el punto de poder quedar ciego.

No podíamos entender lo que estaba sucediendo, sobre todo porque como familia, ya habíamos experimentado circunstancias difíciles años atrás con el nacimiento de nuestro segundo hijo David José, en donde mi esposa, aunque estaba disfrutando de un embarazo sin complicaciones, fue sorprendida con un diagnóstico fuerte: luego de practicarle un examen especial a nuestro hijo, dio como resultado positivo que el niño vendría con síndrome de down.

En ese tiempo de quebrantamiento que se repetía con nuestro hijo Emanuel, solo podíamos fortalecernos de la Palabra una vez más. De hecho, ese mismo día luego de la visita al médico, nos dirigimos al auditorio principal donde se llevaba a cabo la convención de jóvenes y allí, nuestro pastor César Castellanos nos motivó a movernos en fe con la declaración que estaba plasmada en su libro para ese día (CLIC AQUÍ PARA VER LA DECLARACIÓN).

Con la promesa en nuestro corazón, fue así como decidimos avanzar con la cirugía de Emanuel. Aun asumiendo los riegos, nuestra confianza se elevaba por encima de los dictámenes y fue así como nuestras declaraciones transformaron la atmósfera positivamente. El día de la cirugía de Emanuel, luego de muchas horas, las palabras del médico al salir de la sala de cirugía fueron: “Creo que fue un Milagro, Dios lo hizo, fue todo un éxito.”

Podemos decir que, contra todo diagnóstico, Emanuel actualmente goza de su vista sin problema. Por otro lado con David José, Dios nos ha llevado a comprender que hay que cerrar la puerta a toda voz extraña y al contrario, transformar la atmósfera, declarando Sus promesas todos los días.

Creemos que “veremos la bondad del SEÑOR en la tierra de los vivientes” (Salmos 27:13) y por supuesto que “Hemos vencido por medio de la Sangre del Cordero y por la palabra de nuestro testimonio” (Apocalipsis 12:11)

Definitivamente, cada dificultad ha fortalecido nuestra fe, nos ha unido mucho más como pareja y nos ha llevado a trabajar más en equipo. Creemos junto con mi esposa que, luego del quebrantamiento, Dios nos bendice con un tiempo de recompensa; de manera personal pienso que todo lo que atravesé ha probado mi corazón, mi fidelidad y me ha preparado para un sueño más grande al cual Dios me quiere llevar, y es servirle a los demás por medio de la política.


SER CANDIDATO AL CONCEJO DE BOGOTÁ AHORA ES MI NUEVO DESAFÍO: QUIERO TRABAJAR INCANSABLEMENTE POR LAS FAMILIAS Y POR AQUELLOS QUE NECESITAN ESA VOZ DE ESPERANZA, Y TODO POR AMOR A MI PAÍS Y A MI CIUDAD. ESTOY CONVENCIDO QUE ÉSTE ES EL TIEMPO DE BRILLAR Y SER LUZ PARA LOS DEMÁS.


Diego Devia · Pastora MCI / Candidato al Concejo de Bogotá

Los comentarios están cerrados.