LA PLENITUD DE SU AMOR

feconquista
LLENOS DE FE PARA CONQUISTAR
May 10, 2015
marcafidelidad
LA MARCA DE LA FIDELIDAD
May 25, 2015

LA PLENITUD DE SU AMOR

plenitud
“Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 8:3).

ALGO EN QUE PENSAR

Hay momentos cuando Dios nos prueba con cosas que después de un tiempo vemos que son pequeñas, pero que en el momento de la prueba son muy valiosas. Había comprado uno de mis relojes favoritos a un amigo, y lo que me cobró fue un precio figurativo.

Este amigo era ya un hombre mayor y su hijo era un rebelde que continuamente se llevaba cosas de la casa para pagar el vicio. Mi amigo me dijo: “No quiero que mi hijo vaya a robarme este reloj que es muy fino, si se encontrara en el mercado no bajaría su precio de 25.000 dólares”.

Cuando supe que lo que este hombre me había dicho era verdad, más me enamoré del reloj. Estando en una reunión de adoración, Dios habló a mi corazón diciéndome: “De las cosas que tienes, ¿cuál es la que más amas?” Le contesté: “El ministerio”. “Si te pidiera el ministerio, ¿tú me lo darías?” “Por supuesto, Señor; todo lo que me pidas es para Ti. Todo es Tuyo, Padre”. Luego me hizo otra pregunta: “De las cosas personales que tú tienes, ¿cuál es la que más amas?”

Entendí adónde me estaba guiando el Señor, y le dije: “Mi reloj”. Luego el Señor me dijo: “Si te pidiera el reloj, ¿tú me lo darías?” “Por supuesto, Señor”. Al día siguiente, durante la reunión de pronto oigo una voz que me dice: “Hijo, quiero tu reloj”. Quedé tan sorprendido por esas palabras que pensé que era el enemigo trayendo distracción a mi mente, pero luego entendí que era el Señor quien estaba en el asunto.

Dios me dijo a quién debía entregar el reloj. Meses después compré uno nuevo cuya base era en acero inoxidable; al día siguiente de estrenarlo, fue el atentado donde recibí cinco disparos de bala, pero la que iba para el corazón pegó en el reloj y el metal desvió la bala. Yo ofrendé al Señor un reloj y Él usó un reloj para salvarme la vida.

Testimonio · Pastor César Castellanos

Cada una de las cosas que vivimos en Dios tienen un propósito específico, uno de estos principios es descubrir la plenitud del amor de Jesús. Cuando vivimos en Su amor, caminaremos confiados de que Él cuidará nuestros pasos hasta llegar a nuestro destino..

1. UN INTERCAMBIO QUE TRAE LIBERTAD

“Cristo nos libertó para que vivamos en libertad. Por lo tanto, manténganse firmes y no se sometan nuevamente al yugo de esclavitud”. Gálatas 5:1

Para que Dios pudiera remover los pesados escombros que envolvían y ocultaban el espíritu del hombre que había quedado preso bajo su propio pecado, fue necesario que ofrendara Su misma vida.

Por eso Jesús vino y lo dio todo por cada uno de nosotros. ¿Cómo crees que se siente una persona que pasa la vida con un collar metálico que se ajusta al cuello y que de él se desprende una cadena de unos pocos metros que está atada a una barra metálica? Son personas que no pueden tener sueños, ni ilusiones, ni familia, ni amigos porque permanecen todo el tiempo bajo el yugo opresor de aquel que los cautivo; su única gran ilusión es que alguien los libere.

Esa es la situación de aquellos que han sido víctimas del secuestro. Esto fue lo mismo que el adversario había hecho con la humanidad, hasta que vino Jesús y ofrendó su vida a cambio de la nuestra.

Lo único que tenemos que hacer es rendirle nuestras vidas y permitir que su amor llene nuestros corazones. Si has sentido que el pecado ha traído una gran carga que te ha impedido avanzar, te invitamos a que este día puedas comprender que a través del sacrifico de Jesús, el Señor tomó todo lo malo de nosotros para darnos absolutamente todo lo bueno que hay en Jesús, de esta manera experimentarás un intercambio que traerá paz a tu corazón.

2. DIOS TIENE UN PLAN PARA TU VIDA

“Señor, acuérdate de mí cuando estés en tu reino. Y el Señor le respondió: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”. Lucas 23:43

Sin importar lo que hayas vivido, recuerda que Dios desea hacer de ti un ejemplo y manifestarse a través de tus adversidades. Hacer de ti un ejemplo para que otros le conozcan. Cuando Jesús estaba en la Cruz tuvo la oportunidad de escuchar la voz de uno de los ladrones que estaba a su lado, en ese instante aquel hombre le dijo: “Acuérdate de mí cuando estés en tu reino”.

Este hombre reconoció que en Jesús había algo completamente diferente a cualquier otra persona, al ver el letrero que tenía en su cruz “Jesús rey de los judíos”, le pide el favor al rey de que no se olvide de él cuando haya tomado posesión de su reino.

Ante estas palabras la respuesta inmediatamente de Jesús fue: “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Aquí podemos ver que el Señor le dice a cada persona que se acerca a Él, rindiéndole todo su corazón para servirle: “Hijo, a partir de este día, estarás dentro de Mi propósito”.

Estar dentro del propósito de Dios es permanecer en el centro de Su voluntad y entrar en el paraíso. Hoy es el día para que tomes la decisión de rendirle tu vida a Dios y permitir que Su propósito se plasme en cada área de tu vida.

Los comentarios están cerrados.