TENGA EL CONTROL SOBRE SUS PENSAMIENTOS

amorpadre
EL AMOR PATERNAL DE DIOS
July 5, 2016
portada63
UN ENCUENTRO GLORIOSO
July 18, 2016

TENGA EL CONTROL SOBRE SUS PENSAMIENTOS

es66

“No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta”.

Romanos 12:2 NVI

ALGO EN QUE PENSAR

Los piojos son un prototipo de los pensamientos impuros que tratan de penetrar a la mente humana. Así como los piojos, un pensamiento incorrecto llama a otro, a otro y a otro. Los malos pensamientos tienden a reproducirse con rapidez. La mente es como un campo fértil donde podemos decidir qué clase de semillas sembrar; podemos sembrar semillas de fe y esperanza que vienen a través de la Palabra de Dios, o semillas de duda y temor que vienen por las circunstancias adversas.

Cuando los pensamientos de Dios se revelan a nuestra vida por el poder del Espíritu Santo, se corre un velo y el mundo espiritual es revelado. Cuando esto ocurre, todo fracaso del pasado desaparece y toda incapacidad producida por nuestras limitaciones se transforma en una nueva vida llena de bendiciones.

Estas bendiciones se tornan reales para nosotros y nuestra descendencia. Salomón dijo: “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él” (Proverbios 23:7a).

“Caleb hizo callar al pueblo ante Moisés, y dijo: Subamos a conquistar esa tierra. Estoy seguro de que podremos hacerlo. Pero los que habían ido con él respondieron: No podremos combatir contra esa gente. ¡Son más fuertes que nosotros!”. (Números 13:30)

La manera de guardar nuestro corazón, es no permitir ninguna clase de pensamientos impuros, negativos o incorrectos; por lo general lo que la persona tiene atesorado en su corazón, lo confiesa con sus palabras. Detrás de un pensamiento siempre está una personalidad que es la que lo produce. Si el pensamiento es bueno, entonces este proviene de Dios.

El liderazgo de Israel quedó dividido cuando diez de los doce espías quitaron los ojos de las promesas dadas por Dios y miraron las circunstancias. Su negativismo se propagó como una plaga afectando gran parte del pueblo. Dios tuvo que intervenir rápidamente trayendo juicio sobre cada uno de los líderes impíos, y quitando de en medio a todos los que se habían dejado contaminar. Josué y Caleb que tuvieron un espíritu diferente, que es el espíritu de fe y de conquista, recibieron la promesa de heredar la tierra prometida y luego fueron exaltados por Dios dentro del liderazgo.

Lo que hizo diferente a Josué y Caleb, del resto de los espías fue su manera de pensar. Con base en su ejemplo, debemos tener en cuenta ciertos elementos que nos llevan a tener una mente conquistadora.

1.NO ACEPTE PENSAMIENTOS DE FRACASO

Los pensamientos de fracaso tienen el propósito de destruirlo, quitarle la fe, la esperanza, para que no tenga el ánimo para hacer la obra de Dios. Un pensamiento de fracaso conlleva a la depresión, y hace sentir a la persona miserable, donde siente que todo lo que hizo no tuvo ningún sentido y el único camino que le queda es morir.

Los diez espías dejaron que sus mentes fueran abrigadas por pensamientos de fracaso cuando dijeron:“No podremos subir contra aquel pueblo,porque es más fuerte que nosotros” (Números 13:31 b).

Un pensamiento de fracaso siempre le hace ver a la persona las imposibilidades, hace ver cualquier circunstancia como un gigante. Los pensamientos de Dios siempre conducen a la prosperidad. El proverbista dijo:“Los pensamientos del diligente conllevan a la abundancia” (Proverbios 21:5), una persona que piensa diligentemente nunca mira el fracaso, siempre está mirando el éxito, sabe que si Dios está con él; todas las cosas las puede conquistar, entiende que el Señor y él ya son una gran mayoría.

2. LLENE SU MENTE CON LA PALABRA DE DIOS

Todos los días debemos oír y leer la Palabra. Debemos llenar nuestra mente de los pensamientos de Dios, que vienen impresos en Su palabra. La manera de enfrentar los problemas, no es pensando en ellos continuamente, pues la preocupación nos distancia de la fe. Debemos depositar todas nuestras cargas y ansiedades en las manos de Dios.

Todo aquel que ha entrado en la dimensión de la fe ya posee una mente positiva, donde puede mirar las circunstancias a través de los ojos de Dios; y no se deja intimidar por la apariencia de las cosas; sino que dentro de ellos existe una poderosa motivación, una gran confianza y una plena seguridad de triunfo, porque saben que Dios está de su lado y que Él no los dejará caer en manos de sus adversarios.

Josué y Caleb, tenían la certeza de que si se enfrentaban a los gigantes que vivían en Canaán, los devorarían como pan, y que fácilmente arrasarían con todas sus ciudades. Por lo general el líder de fe, se sale de lo común y de lo ordinario, para convertirse en una persona que hace poderosas hazañas.

3. RENUEVE SU MANERA DE PENSAR

Los diez espías que contaminaron el pueblo con su manera de pensar dijeron: es tierra que traga a sus moradores y en ella habitan gigantes (Números 14:32). Su mente se fijó en los obstáculos, y no en lo que Dios podía hacer.

No acepte el fracaso, tenga metas por día, por semana, por mes. No permita ningún pensamiento negativo, no hable nada negativo. Si logra la meta de un día, prolónguela por una semana, luego un mes, y si la puede cumplir, extiéndala a un año. Note cómo se va convirtiendo en un vencedor, cómo se va convirtiendo en un conquistador de sí mismo y de todo lo que se proponga.

Dios desea que renovemos nuestra mente y nuestro entendimiento, renunciando a todo pensamiento que no provenga de Él y permitiendo el control de nuestra vida al Espíritu Santo, para llegar a tener la mente de Cristo.

Su mente es una mina de riqueza, Dios la depositó dentro de usted como uno de los tesoros más preciados. Usted supera a cualquier otra criatura del universo, porque Dios le regaló una mente que tiene la capacidad de aceptar, creer y ser sensible a Su voz y a Su Palabra. Cuando sucede esto, la mente es renovada.

Los comentarios están cerrados.