CONTRA QUIEN ES NUESTRA LUCHA

armapoderosa
UN ARMA PODEROSA
April 27, 2015
estudio10image
VENCIENDO EL MAL
May 3, 2015

CONTRA QUIEN ES NUESTRA LUCHA

estudio9im

“Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:3-4).

ALGO EN QUE PENSAR

Se relata la historia de dos amigos que vivían en el bosque. Uno era un jabalí y el otro un zorro. Ambos, todos los días despertaban temprano, pero el jabalí iba hacia un árbol donde comenzaba a restregar sus colmillos contra el tronco. De vez en cuando, el zorro pasaba cerca y veía cómo el jabalí emprendía su rutina diaria. Al principio el zorro no le dio mucha importancia pero al pasar el tiempo se despertó en él la curiosidad. Finalmente llegó el día donde el zorro se acercó al jabalí y le preguntó: “Por qué todos los días tomas tiempo para afilar tus colmillos?” y agregó: “No hay ninguna amenaza de peligro en este bosque, no veo ningún cazador de animales y no hay ninguna señal que el peligro llegará por aquí”.

El jabalí tomó un corto descanso de su disciplina diaria para explicarle el porqué de sus acciones a su amigo el zorro. Le dijo: “Lo hago como preparación; de qué me serviría comenzar a afilar mis colmillos cuando el peligro esté frente a mí, ya sería muy tarde. Además, el enemigo más grande que se pueda tener, es que uno no esté preparado para enfrentar a aquel que no conoce y que no sabe que viene a atacar”.

Esta fábula es un perfecto ejemplo de la manera en que debemos llevar a cabo la guerra espiritual. Tenemos que preparar las armas que nos han sido dadas, esto debe convertirse en una disciplina diaria. Necesitamos saber quién es nuestro enemigo, porque el más peligroso es el que uno desconoce.

  1. CONOCIENDO A MI ENEMIGO

El apóstol Pablo habla del adversario como el dios de este siglo, el que se encarga de nublar el entendimiento de los incrédulos para que la luz del evangelio no resplandezca sobre ellos. (2 Corintios 4:3-4)

Ahora debemos entender como actúa este enemigo contra el cual estamos luchando. Cuenta con la organización de un estratega militar. Bajo su autoridad están: principados, potestades, gobernadores de las tinieblas, y huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. (Efesios 6:12) 

  • ACTÚA TRAYENDO TEMOR

Uno de los mayores opositores al desarrollo espiritual de los cristianos es el temor. Es como un gigante que se interpone en su camino, que le cierra el paso y le impide continuar con la misión encomendada.

El espíritu de temor tratará de poner toda clase de pensamientos negativos en su corazón para debilitar al espíritu de conquista que hay en usted; intentará desanimarle por todos los medios posibles para que usted no se realice en muchas áreas importantes de su vida.

  • BUSCA TRAER PENSAMIENTOS INCORRECTOS

El enemigo habla a través de los pensamientos, tratando de controlar las personas. El pensamiento toca a la puerta de la mente, cuando la persona lo acepta, en realidad está aceptando el espíritu que generó ese pensamiento.

Usted debe creer y tener la plena certeza que Dios desea hacerlo crecer hasta que tenga una iglesia de multitudes, pues de esta manera podrá bendecir a miles de personas. Todo pensamiento de duda, temor y fracaso no provienen de usted mismo, estos son producidos por el mismo adversario por eso debe identificarlos y echarlos fuera de su vida en el nombre de Jesús.

  1. VESTIRNOS COMO SOLDADOS DE JESÚS CON LA ARMADURA DE DIOS

“Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo”. (Efesios 6:10-13)

Todos sabemos que para ir a la guerra necesitamos de una armadura que nos proteja, así como de una preparación mental y física. Por este motivo, los generales motivan a sus soldados con palabras de ánimo, para que así puedan enfrentar al adversario con confianza y coraje.

Dios preparó una armadura para cada uno de nosotros, porque nadie sabe cuándo el adversario va a atacar.

1. El cinturón de la verdad Sabemos que existe una sola verdad, por lo que todo lo que esté fuera de ella es pura mentira. Debemos siempre tener firmeza en nuestras decisiones y nuestros principios como hijos de Dios.

2. La coraza de justicia La coraza es como un chaleco antibalas; El mismo Señor se encargará de darnos la protección que guarda nuestros sentimientos y emociones de experiencias traumáticas. “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida” (Proverbios 4:23).

3. El calzado del evangelio Es una determinación de hablar siempre de Jesús; Motivar a otros con nuestras palabras; usar un lenguaje de Fe y esperanza, hablando siempre lo positivo; que nuestras palabras conforten a las personas; que sepamos cuándo hablar y cuándo callar.

4. El escudo de la fe Es como una poderosa muralla de protección, que nos mantiene alejados de los dardos de fuego que el maligno lanza contra los creyentes. La fe nuestra debe estar activa siempre en cada circunstancia, mantenerla arriba.

5. El yelmo de la salvación El yelmo protege la cabeza. Constituye una cobertura para el cristiano contra todo ataque mental. Protege nuestros pensamientos.

6. La espada del Espíritu Es la palabra de Dios en acción que es más cortante que un bisturí de cirujano, es eficaz porque va cargada de la energía divina, y jamás volverá vacía, sino que actuará hasta haber cumplido el propósito para el que fue enviada.

Los comentarios están cerrados.