ABRE LA PUERTA

fuerza20
FUERZA PARA VENCER
July 27, 2015
familia22
ORDENA TU CASA
August 10, 2015

ABRE LA PUERTA

abrelapuerta
“Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico, procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura. Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí. Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa. Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador. Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado. Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:1-10).

ALGO EN QUE PENSAR

Un hombre había pintado un lindo cuadro. El día de la presentación al público, asistieron las autoridades locales, fotógrafos, periodistas, y mucha gente, pues se trataba de un famoso pintor. Llegado el momento, se tiró el paño que revelaba el cuadro. Hubo un caluroso aplauso. Era una impresionante figura de Jesús tocando suavemente la puerta de una casa. Jesús parecía vivo.

Con el oído junto a la puerta, parecía querer oír si adentro de la casa alguien le respondía. Hubo discursos y elogios. Todos admiraban aquella preciosa obra de arte. Un observador muy curioso, encontró una falla en el cuadro. La puerta no tenía cerradura. Y fue a preguntar al artista: "Su puerta no tiene cerradura, ¿Cómo se hace para abrirla?" "Así es", respondió el pintor.

"Porque esta representa la puerta del corazón del hombre. Sólo se abre por el lado de adentro.”

La conversión de Zaqueo ilustra la verdad de Lucas 18:27 "lo que es imposible para los hombres ,es posible para Dios". Zaqueo era un hombre rico, Él tenía dinero, joyas, ropa, una linda casa, comida en abundancia, pero ninguna de estas cosas eran suficientes para satisfacer la necesidad más profunda que sentía en su alma.

Este hombre tenía algunos obstáculos que debía vencer.

(v1-2) · Su condición: Era publicano, tenía un alto puesto, ser el jefe de los recaudadores de impuestos; fue así como se hizo un hombre muy rico. No era un hombre muy apreciado. Vivía en Jericó, ciudad edificada bajo maldición, pero Cristo la honró con su presencia, revirtiéndola en bendición. Eso es lo que Jesús hace cuando llega a un lugar.

Que lecciones podemos recibir a través de esta palabra:

1. CONOCER A JÉSUS (V 3-4)

La fama del Señor se había extendido por todas las regiones, sanaba enfermos, alimentaba a las personas, resucitaba muertos, y estaba a punto de dar la muestra más grande de amor por la humanidad. Zaqueo tenía curiosidad por "conocer quién era Jesús".

El inicio de una nueva vida es cuando voluntariamente cada persona toma la decisión de tener un Encuentro real con Jesús y anhela CONOCERLO de manera permanente, siendo transformado él y su familia. Él era de estatura baja y las multitudes no le permitían ver al Señor, entonces fue así como tomó la decisión de subirse a un árbol.

No hay obstáculo para conocer a Jesús. Entonces la pregunta que debemos hacernos es ¿Realmente lo conocemos? Conocer a alguien como persona es completamente distinto a tener información como su edad, fisonomía, profesión, etc.

Conocer datos de una persona es reducirla a la calidad de objeto, el conocimiento de una madre a su hijo o de un enamorado a su amada es de otro orden. Por el amor la persona deja de ser objeto y se transforma en un Tú semejante al YO.

Solo quien ama tiene experiencia de quién es el otro, y comparte su Ser. De acuerdo a esta definición del conocimiento, ¿Cómo podemos darnos cuenta que conocemos al Señor Jesucristo? “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” (Juan 17:3)

Jesús le preguntó a sus discípulos, "¿Quién dice la gente que soy yo?" (Lucas 9:18-22) "De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven" (Job 42:5)

Asegurémonos que realmente conocemos a Jesús, no de una manera religiosa.

2. ABRE LA PUERTA (V 5-6)

Jesús lo llamó por su nombre, y esto era una forma de comenzar a sanarlo porque todo el mundo lo conocía como el publicano, recaudador de impuestos, pero Jesús llamó a Zaqueo no por etiqueta impuesta por la sociedad, Él lo llamó por su nombre, en honor ante los ojos de todos.

Dios nos conoce con nombre propio, y conoce todo sobre nosotros. Jesús le dijo: Zaqueo, DATE PRISA, desciende, porque HOY es necesario que pose en tu casa. Zaqueo no hay tiempo, date prisa, esto es lo que quiero, HOY es necesario... Dios quiere algo contigo HOY, que HOY tú desciendas de tu comodidad y te des prisa porque Jesús:

• Quiere ir HOY a tu CASA,

• Quiere ir HOY a tu CORAZÓN,

• Quiere ir HOY a tu MINISTERIO,

• LO QUIERE HACER HOY....

Así que corre, es la oportunidad de tu vida, vas a tener al Hijo de Dios en tu casa, prepara todo, dispón tu vida, dispón de tu casa y a tu familia, abre la puerta de par en par y JAMÁS VOLVERÁN HACER IGUAL.

Para que todo esto ocurra se necesita una acción. Zaqueo tenía que tomar la decisión de bajar del árbol, que simboliza cuando estamos cómodos; allí, simplemente viendo pasar la bendición frente a nuestros ojos, y entonces darnos prisa. Cristo se invitó a sí mismo a casa de Zaqueo, él se adelantó a las expectativas no solo quiso venir por él sino por la salvación de toda su familia.

• Fue a la casa de Pedro y sano a su suegra.(Lucas 4:38)

• Fue a la casa de Mateo a traer salvación (Marcos 2:13-17)

• Fue a la casa de Jairo para levantar muertos ,revivir. (Lucas 8:41)

• Fue a la casa del fariseo (Lucas 7:36)

• Fue a la casa de Marta, María y Lázaro (Lucas10:38)

• Fue a la casa de sus discípulos (Mateo 13:36)

"He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo". (Apocalipsis 3:20) ZAQUEO BAJÓ DE PRISA.

Quisiéramos que todas las personas este día tuvieran la misma actitud de Zaqueo ante el llamado de Jesús. ZAQUEO LO RECIBIÓ CON GOZO. Esto le agradó a Jesús, Zaqueo estaba inundado de alegría al recibir tal honor de hospedar a Jesús en su casa. (Cantares 5:2)

Hoy la invitación para ti es la de ABRIR tu casa con gozo para que siga Jesús.

 

3. DEMUESTRE PÚBLICAMENTE SU CAMBIO (V 7-10)

Al ver que Jesús entró en la casa de Zaqueo, todos comenzaron a criticarle, sin embargo el Señor siempre actúa de la manera que menos esperas. Para la sociedad común, existen ciertos estándares de comportamiento y aceptación.

Pero Dios no nos ve como lo hace el hombre, él nos mira con amor y misericordia, él ve nuestras necesidades y está dispuesto a suplir lo que necesitamos. “Había ido a quedarse en la casa de un pecador”. Pecador es un término que no solo describe la naturaleza de su oficio, sino la naturaleza misma de su carácter. Pero la presencia de Jesús cambia todas las cosas en la vida de las personas: lo que Zaqueo era un minuto atrás, lo cambió totalmente por la presencia del Señor en su vida y en su hogar.

"Una visita lo cambia todo".

Zaqueo dio públicamente muestras de un verdadero arrepentimiento.

• Muchas son las personas en este mundo que dicen conocer y amar a Jesús, pero son pocas las que lo demuestran.

• “Mira, Señor, voy a dar a los pobres la mitad de todo lo que tengo; y si le he robado algo a alguien, le devolveré cuatro veces más”.(V8)

Zaqueo entendió el poder de la RESTITUCIÓN. Él estaba dispuesto a renunciar a lo que tenía, al hacer eso, dio verdaderas muestras de una transformación genuina y profunda. Traduzca su fe en acciones: no diga solamente creer en Jesús, demuéstrelo como testimonio.

• Zaqueo hizo efectiva la salvación para él y su casa aquel día. Cuando abra la puerta de su casa, demuestre a todos lo que él puede hacer con una familia.

· Sea luz, para los que están alrededor ·

Cuando Jesús llegó a la vida de Zaqueo, no solo el pequeño publicano cambió: también su familia recibió bendiciones de salvación; además, la pequeña población de Jericó recibió la bendición de la presencia de Jesús en el acto generoso de un hombre que decidió compartir lo que tenía con los pobres de la localidad.

El nombre Zaqueo significa “puro, limpio, justo”. Fue la presencia de Jesús en su vida lo que limpió y purificó realmente a este hombre.

Los comentarios están cerrados.