PERSEVERA POR TU CORONA

¿CÓMO LEVANTAR HIJOS EN EL TEMOR A DIOS?
April 26, 2018
PLANTADOS EN LA CASA DE DIOS
May 3, 2018

“Pero si permaneces fiel, incluso cuando te enfrentes a la muerte, te daré la corona de la vida”.

Apocalipsis 2:10b NTV

ALGO EN QUE PENSAR

Ser fiel y perseverante deben ser virtudes sobresalientes en nuestra vida cristiana. Sabemos que como guerreros del ejército de Dios, debemos buscar afianzar cada vez más nuestro corazón a la Verdad, para no ser descalificados. Día a día somos expuestos a diferentes circunstancias que buscan derribar nuestra fidelidad, nuestra fe, nuestros principios y obstruir nuestro camino hacia el propósito de Dios. Es por esto que cuando desarrollamos un carácter sólido en nosotros, no solo nos convertimos en personas íntegras y firmes en todo cuanto hacemos, sino que le damos libertad al Espíritu Santo para que transforme y purifique nuestras vidas.

Desarrollarnos en el llamado que Dios nos ha hecho, va ligado también a crecer y madurar espiritualmente, sabiendo que en la medida en que caminemos en obediencia a Su dirección, seremos transformados en personas firmes, fieles y que perseveran ¡hasta obtener la corona de vida!

  1. DETERMINA SER FIRME

“Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”.

1 Juan 2:17

Muchos viven hoy las consecuencias de haber abierto la puerta de su vida al pecado, pero hoy tenemos la oportunidad de levantarnos como personas firmes, determinadas a que el pecado no nos alcance. Es tiempo de cambiar nuestro destino, el de nuestra familia y el de nuestra generación, a través de esa firmeza que viene como fruto de conectarnos permanentemente con Dios.

Podemos ser personas firmes cuando:

  • Permitimos la formación
  • Establecemos principios de vida inspirados en la Palabra
  • Somos obedientes
  1. DETERMINA SER FIEL

“Pero si permaneces fiel, incluso cuando te enfrentes a la muerte, te daré la corona de la vida”. 
Apocalipsis 2:10b NTV

Existen muchas personas que tienen grandes llamados de parte de Dios y le sirven apasionadamente, pero de pronto comienzan a ser tentados en algún área de su vida. Si no tenemos principios claros de fidelidad, podemos fácilmente abrir la puerta al adversario, permitiéndole que robe el fruto de todo aquello que hemos conquistado en nuestra nueva vida con el Señor.

Por esta razón, determinemos ser personas fieles independientemente de las circunstancias. Nuestra fidelidad a Dios y el compromiso que tengamos con Él, nos lleva a establecer límites claros para no fallarle.

  1. DETERMINA PERSEVERAR

¡Lo que nos lleva a perseverar, es estar saturados con las promesas de Dios! Cuando Dios llamó a Abraham, le dió una gran promesa y aunque ésta tomó varios años en cumplirse, finalmente logró hacerse una realidad. ¿Qué fue lo que hizo que Abraham perseverara? Él tenía la promesa y trabajaba en la visualización, mirando las estrellas de los cielos.

Ten presente que:

  • Las promesas serán puestas a prueba y aunque el enemigo trate de enviar dardos de duda y desmotivación, debes entrar en oración para llenarte de fe, confianza y compromiso.
  • Perseverar es sinónimo de disciplina y la disciplina comienza cuidando nuestra relación con Dios diariamente.
  • ¡Es momento de recordar aquellas promesas que Dios nos ha entregado a lo largo de todo este tiempo, de visualizarlas y confesarlas para reclamar nuestros milagros!