ESCRIBIENDO UNA NUEVA HISTORIA

EL TEMOR SE VENCE CON EL AMOR
February 19, 2018
SÍ ES POSIBLE CAMBIAR EL RUMBO DE NUESTRA NACIÓN
February 27, 2018

“Y ahora, Dios le dice a su pueblo: «No recuerden ni piensen más en las cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo, y ya he empezado a hacerlo. Estoy abriendo un camino en el desierto y haré brotar ríos en la tierra seca”.

Isaías 43:18-19 TLA

ALGO EN QUE PENSAR

¿Has tenido alguna vez la oportunidad de estrenar un cuaderno con hojas totalmente en blanco? Muchas veces lo hacemos porque estamos a punto de enfrentar una nueva etapa en la vida escolar, universitaria o profesional, y necesitamos un espacio donde podamos plasmar conocimiento adquirido o pensamientos propios.

Si comparamos este cuaderno con nuestra vida, tal vez somos de aquellos que ya han llenado cada hoja con experiencias, fracasos, frustraciones, equivocaciones, o al vez con logros, títulos y buenos recuerdos; pero algo que Dios quiere es que podamos comprender que éste es un nuevo tiempo, donde Él nos está dando la oportunidad de experimentar nuevos comienzos y donde el mismo Dios quiere escribir una nueva historia para nuestras vidas, donde podamos vivir en la plenitud de Su gloria y presencia, donde Su reino sea establecido en nuestro corazón y venga el cumplimiento de cada promesa que ha hecho sobre nosotros.

  1. DEJA ATRÁS EL PASADO

“Nunca preguntes por qué todo tiempo pasado fue mejor. No es de sabios hacer tales preguntas”. Eclesiastes 7:10 NVI

El pasado nos ancla a una vida de esclavitud y nos hace vivir bajo la incertidumbre y el temor. Tampoco nos permite tener una naturaleza de conquista, sino por el contrario, nos frena y neutraliza el poder ver fruto.

Una persona que está ligada al pasado se desenfoca fácilmente y pierde su propósito, por eso debemos pedirle a Dios que nos de una Visión clara hacia lo que viene por delante para poder enfrentar cada desafío con mayor ímpetu y fe.

  1. RECORDAR Y CONFESAR LAS PROMESAS DE DIOS

¿Sabías que en la Palabra de Dios hay más de 8.000 promesas que Él dejó escritas para nosotros? Pero, ¿cuántas de esas promesas reclamas a diario para tu vida?¿Recuerdas por casualidad las palabras que Dios te dio al inicio de tu vida cristiana? ¿Recuerdas cuando Él te habló en un área específica de tu vida?

El mismo Jesús lo decía: “porque escrito está”, ya que la Palabra de Dios tiene el poder de crear cosas de la nada y hacer todo nuevo.

Cuando Dios habla, son decretos proféticos en el mundo espiritual que hacen que sean formadas y transformadas las circunstancias.

Por eso es tiempo de nacer a la fe verdadera e inamovible y declarar la Palabra, teniendo la certeza que cada promesa que Él nos ha hecho se cumplirá.

  1. ALZA TUS OJOS Y MIRA LO NUEVO 

No fijes tu mirada en las circunstancias, fija tu mirada en Tu Salvador. Pon tu mirada en la Cruz, porque ahí puedes soltar lo viejo y recibir lo nuevo de parte de Dios. Pon tu mirada en Jesús, el autor y consumador de la fe, tu fuente inagotable de vida.

“¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.” Juan 4:35

Hay una cosecha que ya está lista para este tiempo: unción, gracia, arrepentimiento, justicia, crecimiento, etc.

Debes quitar los ojos de las circunstancias y ponerlos en la tierra prometida.