PALABRA+ORACIÓN+CONFESIÓN=PODER EN ACCIÓN

365 NUEVAS OPORTUNIDADES
December 27, 2017
VENGA TU REINO
January 31, 2018

“Lo mismo sucede con mi palabra. La envío y siempre produce fruto; logrará todo lo que yo quiero, y prosperará en todos los lugares donde yo la envíe”.

Isaías 55:11 NTV

ALGO EN QUE PENSAR

Jesús es el verbo de Dios que siempre ha existido, Él es la palabra viva del Padre eterno, esa misma palabra que estuvo en la creación del mundo cuando Dios dijo: “Sea la Luz”. La palabra de Dios entró en acción y en armonía con el Espíritu Santo, ambos lograron transformar el caos en algo útil y hermoso.

El verbo se hizo carne, toda la autoridad de Dios, toda la potencia divina está concentrada en una sola persona llamada Jesús de Nazaret, Él es la palabra que transforma las circunstancias.

  1. PIDE LA REVELACIÓN DE LA PALABRA 

“Y le pido a Dios, el glorioso Padre de nuestro Señor Jesucristo, que les dé sabiduría espiritual y percepción, para que crezcan en el conocimiento de Dios”. Efesios 1:17

En esta palabra vemos la oración que hace el apóstol Pablo por el pueblo de Éfeso, pidiendo al Señor que les dé espíritu de sabiduría, necesario para conocer el consejo y revelación del conocimiento de Dios.

De la misma manera, es importante que para recibir la dirección del Señor en este nuevo año, cada uno de nosotros podamos tener nuestros sentidos espirituales despiertos, de esta manera cada vez que tengamos contacto con la Palabra o escuchemos una predicación, podremos discernir lo que Dios nos quiere ministrar.

Recibir revelación de la Palabra, es recibir un mensaje directo y específico de Dios para nuestro corazón y es la manera en la cual aprendemos sabiduría y somos sensibles a la dirección del Espíritu Santo.

Además, cuando recibimos la Palabra, tenemos completa seguridad de lo que Dios nos dice que hagamos, nos apropiamos de Sus promesas sabiendo que Él cumplirá lo que nos ha prometido de la misma manera en que un hijo reacciona frente a una promesa de su padre “Mi papá me lo prometió, y él lo hará”.

  1. LA ORACIÓN TE RELACIONA CON DIOS

“Les digo, ustedes pueden orar por cualquier cosa y si creen que la han recibido, será suya”.

Marcos 11:24 NTV

¡La experiencia de la oración es única y sólo la vive el que la practica! Hablar con Dios nunca puede ser algo aburrido, pues cada segundo que Él nos permite estar en Su presencia es una experiencia que impacta nuestra vida de maneras muy especiales. Él nos hace sentir importantes, nos demuestra Su amor, nos revela Su voluntad, nos protege bajo Su sombra y suple todas nuestras necesidades.

Una de las prioridades en este año deberá ser el desarrollar este hábito tan importante. Debemos dedicar cada día un tiempo a la oración, a estar a solas y en intimidad con Dios, para hacer de nuestro devocional una fuente de vida.

  1. DI LA PALABRA Y EL MILAGRO OCURRIRÁ

Hubo un hombre que sorprendió al Señor por la clase de fe que tenía, era un centurión cuyo siervo estaba postrado en cama con una terrible enfermedad. Pero él no rogó por la presencia de Jesús en su casa para que el milagro ocurriera sino que le dijo: “envía Tu palabra y mi siervo sanará” Tal sugerencia fue basada en la seguridad que este centurión tenía a cerca de la autoridad de Jesús y en que todo lo que Él dijera sucedería exactamente como Él lo expresara (Mateo 8:5-13)

Por esto, uno de los aspectos más importantes en la vida del creyente no solamente es creer a la voz de Dios sino declarar Su promesa; al hacerlo, la Palabra confesada activa el Reino de Dios y el ejército angelical entra a trabajar basándose en lo que se ha decretado.