40 UN NUEVO COMIENZO A TRAVÉS DE LA INTERCESIÓN
June 8, 2017
¡LA MEJOR DECISIÓN!
June 13, 2017

MATRIMONIOS FUNDAMENTADOS

EN LA ROCA

Seminario de parejas

El matrimonio es un acto de fe en todos los aspectos, pues las personas deciden convivir con alguien que posiblemente pocos años antes ni sabían que existía. Hoy en día los hogares, y en particular las relaciones conyugales, son fuertemente atacadas por el enemigo, porque él sabe que al debilitar una pareja, está destruyendo un gran propósito y un linaje; el adversario sabe perfectamente que dos son mejor que uno y que hay un poder especial en el acuerdo entre dos personas, por lo tanto, desde el inicio de la Creación se ha ensañado en destruir el plan perfecto de Dios que son las familias.

El matrimonio no es idea del hombre, sino idea divina. Dios creó al hombre con capacidad para amar y ser amado; es por esto que Dios le dio a Adán una ayuda idónea, una compañera que fuese su apoyo y soporte, e hizo que ambos formaran un verdadero equipo.

A Dios le plació que el matrimonio fuera la extensión de Su propia naturaleza:

 

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó;

varón y hembra los creó.”

(Génesis 1:27)

La plenitud de paz, de abundancia y de provisión fue extendida a la raza humana por medio de la primera pareja. Si ésta hubiese acatado los principios preestablecidos por Dios, no habrían pasado por tantas dificultades como el dolor, la vergüenza, la enfermedad, la miseria, las tristezas y traiciones.

Dios les había preparado un lugar especial para ellos, donde pudieran morar, gobernar y disfrutar de la plenitud de las bendiciones de Dios juntamente con su descendencia. El Señor, por medio de cada detalle, les demostraba a diario Su amor incomparable y Su protección; pero hubo un detalle en el que Dios no quiso intervenir: la voluntad que les había entregado para decidir sobre el bien y el mal, ya que ésta era la herencia que les confiaba para que la administran como mejor les pareciere.

Podemos afirmar que el principio fundamental de la felicidad conyugal quedó sujeto a la obediencia de la pareja a la Palabra de Dios. Puede existir el caso de parejas que tal vez llevan poco tiempo de casadas, o no son muy expertas en temas de manejo de finanzas, o en lo que tiene que ver con la educación de los hijos, o en ciertos temas de la intimidad y el romanticismo, pero por el simple hecho de obedecer lo que Dios dice, recibirán la guía del Espíritu Santo para tener el mejor hogar del mundo, pues el principio de la sabiduría es el temor a Dios.

Debe también comprender que, sin importar en qué condición se encuentre su matrimonio en este momento, tan solo una gota de la Sangre de Jesús, tiene el poder sobrenatural para restaurar aquellas cosas que estaban afectadas, para avivar la llama del amor en la pareja, para redimir su vida de toda maldición generacional que había recaído sobre el hogar y los hijos, para borrar la marca de la infidelidad y la traición, para remover el pecado y la rebelión, para absorber toda enfermedad física y emocional, para darle un nuevo rostro al matrimonio, dándole una naturaleza santa.

La Sangre de Jesús es el arma atómica a nivel espiritual, capaz de poner en evidencia y destruir toda obra del enemigo en los hogares, por eso, al aplicarla sobre su matrimonio, verá como los cielos se abren, como las cadenas de opresión, ruina, escasez y pobreza se rompen en su vida, y viene una naturaleza de prosperidad, abundancia y bendición en todas las áreas.

La bendición de Dios se activa cuando las parejas se unen en matrimonio bajo la bendición de Dios. El propósito divino con la pareja es que los dos hagan equipo y se complementen en todo, incluyendo en el servicio a Dios, pero solamente es por medio de aplicar la preciosa y poderosa Sangre de Jesús sobre nuestros hogares, y entendiendo a plenitud las siete ocasiones en las que Él derramó Su Sangre por nosotros en la cruz. De esta manera, levantaremos una generación de hogares con el sello correcto y con el fundamento que permanece para siempre que es Jesús, nuestra Roca Fuerte.

Por esta razón, invito a cada pareja que está unida en matrimonio, a que juntamente experimentemos el poder redentor de la Sangre de Jesús. La cita será la próxima semana, del 12 al 14 de junio en su respectiva sede MCI donde asiste regularmente: en estos tres días, aprenderemos a vencer al enemigo por medio de la Sangre del Cordero Inmolado de Dios, declarando que se levantan hogares con el fundamento correcto, Jesucristo.

 

Para mayor información… (información de la suscripción Premium por internet, o si necesitan añadir alguna información extra o link donde puedan adquirir el libro del Pastor César).

 

Pastor

César Castellanos

 

 

//]]>