LA LLAVE QUE ABRE TODAS LAS PUERTAS
April 17, 2017
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA ORACIÓN Y LA UNIDAD?
May 3, 2017

“Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios”.

1 Corintios 1:18

ALGO EN QUE PENSAR

El Doctor Derek Prince fue uno de los más grandes maestros bíblicos del siglo pasado. Egresado de la Universidad de Cambridge, y luego profesor de lógica, se caracterizaba por tener una mente muy estructurada. Sin embargo, al experimentar el nuevo nacimiento, canalizó su formación intelectual para comprender las verdades de la Palabra de Dios, y tuvo la habilidad de enseñarlas con gran sencillez.

Uno de sus testimonios más recordados fue el que vivió en un hospital en Egipto en la época de su servicio militar, cuando comenzó a sufrir una enfermedad cutánea en sus manos y en sus pies. En ese entonces, lo visitaron tres mujeres que viajaron por seis horas para orar por su sanidad. Mientras oraban camino al hospital, la presencia de Dios era tan fuerte que el auto se estremecía como si fueran a alta velocidad por una carretera. Luego, a través de una joven en Oklahoma, el Señor le dijo: “Considera la obra de la Cruz, una obra perfecta, completa en todo”. Esas palabras se convirtieron en la base de su ministerio.

Aunque en ese momento no recibió la sanidad inmediata, en los años de su vida ministerial, Dios lo fue llevando a una revelación más profunda del poder que hay en la cruz. Esa verdad guió su vida, pudo entender que la respuesta a las necesidades humanas está en la cruz de Jesús.

A continuación veremos los beneficios que tenemos al entender la obra de Jesús en la cruz y cómo ese sacrificio perfecto nos lleva a obtener una vida abundante.

 

  1. TENEMOS ACCESO A LA PRESENCIA DE DIOS

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura”. Hebreos 10:19-22 

En la antigüedad, sólo el Sumo Sacerdote era aquél que podía entrar al lugar más sagrado y reverente del tabernáculo, que era el Lugar Santísimo; era el único que podía acercarse al Arca del Pacto que representaba la presencia de Dios en la tierra.

Mediante el sacrificio de Jesús por la humanidad, el velo del templo fue rasgado, dándonos acceso a nosotros a disfrutar de la plenitud de la presencia de Dios.

Debemos entender que Dios anhela tener tiempos de calidad con nosotros, donde podamos escuchar Su voz, recibir su dirección, y donde quiere recibir nuestras oraciones y contestarlas. Cuando logras conectarte con el corazón de Dios y deleitarte en Su presencia, hay ciertos beneficios que te alcanzan: provisión y prosperidad, el soplo de vida y Su dirección en cada decisión de tu vida por medio de entender y vivir en la Palabra.

  1. ES CAMBIADA NUESTRA DEBILIDAD EN FORTALEZA

Cada uno de nosotros tenemos que batallar con una serie de temores que nos rodean, y muchas veces nos atemoriza el tener que enfrentarnos a ellos; pero debemos entender que en la cruz nuestra debilidad, nuestros limitantes, nuestras falencias e imposibilidades son transformados en una gran fortaleza.

En la primera epístola que el apóstol Pablo escribe a los Corintios, expresa: “Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder.” (1 Corintios 15:43).

Cuando morimos a nuestra debilidad, se resucita en poder, y eso que era flaqueza se convierte en nuestra mayor fortaleza. Por ejemplo, si tu debilidad era la esterilidad ministerial, en las manos de Dios serás transformado en una persona que dé un fruto abundante para Él, pues en un solo momento el Señor te dará las multitudes ; si sentías que tu debilidad estaba en tu temperamento o carácter, Dios quiere darte esos frutos del Espíritu Santo que describe el libro de Gálatas en el capítulo 5, que te harán una persona de bendición y de ejemplo para otros. “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.” (Gálatas 5:22-23).

  1. SOMOS REVESTIDOS DE PODER

“Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en mí; de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir”. Juan 16:7-13

  • Convence de pecado, de justicia y de juicio
  • Guía a toda verdad
  • Sana
  • Libera
  • Llena de unción y poder a quienes lo anhelan

Debemos anhelar ser llenos del Su Espíritu para cada desafío, para cada decisión que debamos tomar y para que sea nuestro fiel guía en nuestro día a día.

//]]>