ENTRENANDO TUS OÍDOS PARA OÍR LA VOZ DE DIOS

DIOS HACE DE USTED, UN LÍDER DE IMPACTO
March 13, 2017
FORTALECIDOS POR LA PERDIDA DE UN SER QUERIDO
March 16, 2017

Eres sensible a la Voz de Dios? Cómo entrenas tu oído para saber cuando Él te habla? La respuesta de muchos a esta pregunta sería: “Apartando tiempo de calidad en intimidad con Dios y leyendo Su Palabra” y por supuesto que ésta respuesta es válida, pero primero debemos entender qué significa o qué beneficio trae el entrenar nuestros oídos  para luego centrarnos en buscar la solución acertada y así poder ver un verdadero fruto.

A la mayoría nos pasa que, independientemente del tiempo que llevamos de conocer al Señor creemos saber todo lo referente a escuchar la voz de Dios y somos buenos explicando y defendiendo nuestra afirmación, pero la misma Biblia nos exhorta al enseñarnos mucho más acerca de la importancia de escuchar que la de hablar.

Desde el tiempo de Moisés, el mayor mandamiento de Dios para Su pueblo fue: ¡Escucha, Israel! “Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra”. Escuchar es algo que tú mismo decides hacer, es dejar a un lado tus propias opiniones, para prestar atención al consejo divino. Cuando Esdras leyó el libro de la ley a todo el pueblo, la actitud de la gente fue algo impactante: “Y leyó en el libro delante de la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el mediodía, en presencia de hombres y mujeres y de todos los que podían entender; y oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley”.

El pueblo quería escuchar porque sabían que este era el secreto de ser prosperados en la tierra. Proverbios dice, “Bienaventurado el hombre que me escucha… ¡Todo empieza escuchando! El éxito de la construcción de Dios para tu vida, de la restauración de tu corazón, de un matrimonio bendecido e inspirador, el éxito para desarrollarte como una persona de influencia, para poseer y conquistar, depende de escuchar diariamente a Dios.

Seguramente has visto la construcción de grandes edificios y casas, pero en realidad no conoces con exactitud el verdadero proceso que lleva una; quiero decirte que el éxito de una construcción depende de la preparación de la tierra, pues el progreso no es externo, es interno.

Sucede lo mismo con tu vida. ¿Cuántas veces has sentido que no ves mucho o ningún avance en ti? Puede que te preguntes: ¡Por qué llevo tanto tiempo en la iglesia y no paso de cierto punto? Quiero decirte que el hecho que hayas aceptado al Señor y estés aquí, significa que has entrado en pacto con Él y has aceptado los planos de Su construcción. Ahora, Dios quiere llevarte a una etapa especial, limpiar tu tierra. Dios te ama y no te dejará de la misma forma en que te recibió, Él quiere trabajar en tu tierra, que es tu corazón y para esto es necesario que aprendas a escuchar.

La parábola del sembrador muestra claramente la razón por la cual nos estancamos y dejamos de crecer en diferentes áreas de nuestra vida, aún siendo personas fieles dentro de la iglesia:

El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga. Lucas 8:5-8

Para que Dios pueda levantar algo grande dentro de ti, es necesario que trabaje primero en tu interior, por eso determina en este año ser buena tierra. El fruto, los resultados, las conquistas no dependen de las circunstancias, no dependen de tu edad o de tu cuenta bancaria, dependen de tu confianza en Dios y en Su obra.

Es tiempo de entrenar tus oídos para escuchar la voz de Dios. Empieza por tu corazón, deja que Su palabra te limpie, te forme y te haga una persona con carácter firme, estás en las mejores manos.

Por. Sara Castellanos

CAPACITACIÓN DESTINO ES UNA HERRAMIENTA PODEROSA PARA QUE DIOS PUEDA ESTABLECER UN CIMIENTO FIRME DENTRO DE TI. LAS INSCRIPCIONES AÚN ESTÁN ABIERTAS, TE INVITAMOS A QUE PUEDAS REALIZAR TU REGISTRO Y PUEDAS VER LA CONSTRUCCIÓN DE DIOS COMO UNA REALIDAD EN TU VIDA.

REGÍSTRATE AHORA 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//]]>